Comenzó el juicio contra Cristian “Mai” Bustos en Esquel

Fuerte operativo policial para las audiencias por el asesinato del policía Leandro “Tito” Roberts. El acusado declaró y pidió que su víctima “descanse en paz”.
miércoles, 8 de septiembre de 2021 · 10:16

 

Hoy sigue el juicio en Esquel contra Cristian “Mai” Bustos, por el crimen del policía Leandro “Tito” Roberts, y las heridas provocadas al Oficial Luis Cañumir, ocurrido en Corcovado el 8 de marzo de 2009. La primera audiencia tuvo lugar ayer en el Casino de Suboficiales de la Policía Provincial, con la declaración de 6 testigos.

El fiscal Fidel González abrió con la exposición de hechos que imputa a Bustos, por el homicidio agravado de Roberts. Hizo mención a la causa de homicidio por la que está acusado, y que derivó en la fuga en 2005 de la Comisaría de Corcovado, localizado en marzo del 2009 en la casa de sus padres en dicha localidad.

En el alegato inicial el funcionario fiscal recordó que en 2005 Bustos debió enfrentar un juicio por la muerte de un bebé de 9 meses, su hijo. Fue condenado a prisión perpetua. La defensa impugnó el fallo, y debía quedar en libertad. Pero como había una condena, y si bien no estaba aún en firme, la Fiscalía solicitó la prisión preventiva, medida a la que se dio lugar, y pasó a detención en la Comisaría de Corcovado. Al poco tiempo se dio a la fuga.

Entonces comenzó la búsqueda para dar con “Mai” y la Policía se enteró en marzo de 2009, que en la casa de los padres del imputado, en barrio El Abrojal, habría una fiesta de cumpleaños de su hermana. Entre hombres de la Brigada de Investigaciones a cargo del comisario Grenier, y efectivos de la Comisaría de Corcovado, se conformó un grupo de 14 policías, que se acercó a la casa de los Bustos con orden de allanamiento, el 8 de marzo.

Empezó una negociación para que Bustos se entregara, y mientras se dialogaba con el padre, intempestivamente salieron de la vivienda “Mai” y sus tres hermanos. Él tenía un rifle calibre 22, otro de los jóvenes un revólver calibre 38, y los dos restantes cuchillos y palos.

Los cuatro hermanos lograron salir de la casa y corrieron a un pinar. En la persecución, empezó una balacera, y es cuando el policía “Tito” cae alcanzado por un disparo del rifle de Bustos. Un oficial que se movilizaba con el grupo detrás de los violentos, recibió un tiro de revólver 38 en su estómago.

En ese enfrentamiento murió Roberts del lado de los policías que empezaron a repeler la agresión. De los Bustos perdió la vida uno y otros dos resultaron heridos, en tanto “Mai” logró desaparecer entre los pinos, hasta que tiempo después apareció en Chile, donde se resistió a la policía, hirió a un hombre de Interpol y lo capturaron. Lo enjuiciaron, cumplió la pena de 4 años, y luego lo extraditaron a Argentina.

En la sala del juicio estaban la madre de Roberts, hermanas y otros familiares portando carteles de pedido de justicia. También arribaron familiares de Bustos. A los Roberts los asesora el abogado Daniel Sandoval.

Se presentó el tribunal integrado por los jueces Martín O´Connor, José Luis Ennis y Ana Carina Breckle. A la familia Roberts la asesora Daniel Sandoval, y a “Mai” Bustos lo patrocina la defensora pública Valeria Ponce. Son 70 los testigos que deberán comparecer en dos semanas programadas para este juicio.

A Bustos le propusieron usar de la palabra sin jurar, y lo hizo brevemente: “Quiero dejar en claro que con mis hermanos no hubo un complot ni acuerdo para lograr tal cosa o conseguir algo en mi beneficio. Las cosas se fueron dando a medida que fue pasando el tiempo, y se desencadenó todo esto terrible para todos, para mi, para mi familia y para la familia del policía Tito Roberts, que en paz descanse”.

 

Diario  Jornada