Comodoro Rivadavia

Joven desfigurada: una de las agresoras sería profesora de tae kwon do

Comodoro Rivadavia- Natasha tiene 19 años y fue víctima de una violenta agresión este domingo a la mañana en Rivadavia al 1500. Fue agredida por otras tres mujeres, una de las cuales sería profesora de tae kwon do. Todo empezó en el boliche Gigante, donde le negaron atención a la víctima y arrojaron gas pimienta.



Natasha tiene 19 años y fue agredida el domingo a las 6.30 por B.I., B.M. y M.A.M, de 29, 31 y 26 años, respectivamente. Una de estas sería profesora de tae kwon do. En tal sentido, se viralizaron imágenes que dan cuenta de una inusitada violencia que incluyó una patada en la cabeza de la víctima, cuando ya la habían arrojado al suelo tras tomarla del cabello. A raíz de ello, perdió varias piezas dentales y sufrió fracturas en el maxilar y en el tabique nasal.



Natasha se hallaba con su prima y una amiga y todo comenzó en Gigante. “Cuando fue a buscar la campera hubo un insulto y afuera le pegaron una piña. Ella quiere buscar un lugar para lavarse la cara y desde Gigante tiraron gas pimienta; se esparció y fueron a pedir usar el baño de la estación”, contó Lucía, la madre de Natasha, a Canal 9.



Según el relato de la prima, en la estación también les negaron auxilio y entonces el grupo caminó por Rivadavia hacia Alem para buscar un remis. Allí fue donde se toparon con las agresoras, a quienes ingenuamente la víctima preguntó si conocían a la agresora.



“Ella tiene 19, pero es chiquitita; parece una nena de 14 y la querían hacer pelear. Cuando se metió a defender a la prima la agarraron de los pelos y la tiraron al piso; cuando se quiso levantar, le pegaron una patada en la cabeza. Ahí volaron varios dientes y cuando la quieren rematar intercedió el dueño de la casa”. Ese hombre quizás fue quien evitó una desgracia mayor.



“Perdió dientes; tiene fractura del maxilar y el tabique nasal. Ya vio al odontólogo y tiene turno con el psicólogo. Perdió la conciencia cuando la tiran al piso y se despertó tres horas después en el hospital, sin conocimiento”, agregó la madre, quien allí fue testigo de otro suceso con una de las agresoras a quien llevó la policía para que fuera revisada.



“Ella gritaba que sabía cómo era el proceso y que iba a salir cuando quisiera porque eso ya lo había vivido por ser golpeada por el esposo. Ella alardeaba que entraba y salía cuando quería. Es una madre, está en pareja con una mujer que se autopercibe como hombre… y bueno, que se la juzgue como hombre; no tenía la misma fuerza que mi hija. Estaba alterada y no se dejó atender. Por lo que sé, hace artes marciales y trabaja con niños. Sabe hacer llaves y todo eso; también atacó a una de las primas”, agregó Lucía.



“Nati es una nena muy hermosa, moderna, que vive sacándose fotos y ahora no sabe cómo va a seguir. Uno se espera un robo de un celular en la noche, pero de ninguna mama se imagina esta violencia”.



Su prima Dalma confirmó en Canal 9 que “ellas buscaban pelear. Pedimos pasar a Gigante para que se lavara la cara cuando le pegaron la piña y no nos dejaron, aunque estaban con la puerta abierta. En la estación tampoco nos dejaron pasar. Nos estábamos yendo a buscar un remis en Alem y Rivadavia; ahí preguntó si vio quién le pegó. Nos invitaron a pelear. Cuando me tiran una patada a mí, yo me defiendo y mi prima sale a defenderme, pero no pelea igual que la profesora de tae kwon do, Millatureo, que es la que le mete una patada, siendo que estaba en el piso”.


Esta nota habla de:
Más de Regionales

Condenado a 6 años de prisión por abuso sexual a su esposa: Justicia reconoce desigualdad de poder

Condenado a 6 años de prisión por abuso sexual a su esposa: Justicia reconoce desigualdad de poder
Un hombre de 59 años fue sentenciado a 6 años de prisión por el Tribunal de Juicio del Distrito Judicial Sur, tras ser encontrado culpable de abuso sexual con acceso carnal a su esposa y madre de sus hijos. La condena refleja la gravedad del delito cometido en 2018, donde el acusado forzó relaciones sexuales pese a la negativa de la mujer. La Fiscal de Género destacó la consideración de la desigual relación de poder y la coherencia del relato durante el proceso judicial.