Alerta en Telegram: una amenaza aparece en el mensajero móvil

Check Point Research, la división de Inteligencia de Amenazas Check Point Software Technologies Ltd., advirtió de una creciente ciberamenaza en la que se utiliza Telegram, la app de mensajería instantánea con más de 500 millones de usuarios activos, como sistema de control para distribuir malware por las empresas.
lunes, 3 de mayo de 2021 · 12:21

Permite a los ciberdelincuentes enviar comandos y operaciones maliciosas de forma remota a través de la aplicación de mensajería instantánea, incluso cuando Telegram no está instalado o no se utiliza. 

Telegram, la plataforma de mensajería instantánea basada en la nube, ha aumentado su popularidad este año debido a los polémicos cambios en la configuración de privacidad de su rival, WhatsApp.  Fue la aplicación más descargada en todo el mundo en enero de 2021, con más de 63 millones de instalaciones, y ha superado los 500 millones de usuarios activos mensuales.  No obstante, esta gran fama también se extiende a la comunidad de ciberdelincuentes.  

Los autores del malware utilizan cada vez más Telegram como un sistema de mando y control (C&C) hecho a medida para sus programas maliciosos, ya que ofrece varias ventajas en comparación con la forma convencional de distribución de malware a través de la web.  

CPR ha rastreado más de 130 ciberataques en los últimos tres meses en los que se ha utilizado un troyano de acceso remoto (RAT) denominado "ToxicEye". Un RAT es un tipo de malware que proporciona al ciberdelincuente un control remoto total sobre los sistemas.

Los ciberdelincuentes manejan ToxicEye a través de Telegram, comunicándose con su servidor y extrayendo los datos de la víctima. Finalmente, ToxicEye se propaga a través de correos electrónicos de phishing que contienen un archivo .exe malicioso. Una vez que el destinatario abre el archivo adjunto, ToxicEye se instala en el PC de la víctima, realizando una serie de exploits sin que ésta lo sepa. 

Peligros de la RAT de Telegram 
Cada RAT que utiliza este método tiene sus propias funcionalidades, pero CPR pudo identificar una serie de capacidades clave que caracterizan a la mayoría de los de los ataques observados:  

Función de robo de datos: el RAT puede localizar y robar contraseñas, información del equipo, historial del navegador y cookies.
Control del sistema de archivos: a través del borrado y la transferencia de archivos, o de la eliminación de procesos y el control del administrador de tareas del ordenador.

Cadena de infección
Creación de una cuenta de Telegram y un bot "Telegram" exclusivo. Una cuenta de bot de Telegram es una cuenta remota especial en la que los usuarios pueden interactuar mediante el chat de la app, o agregándolo a grupos de la misma, o enviando peticiones directamente desde el formulario de entrada escribiendo el nombre de usuario del bot y una consulta.

El bot (su identificación o token) se incorpora en el fichero de configuración del RAT ToxicEye y se compila en un fichero ejecutable.
El malware se propaga a través de campañas de spam como un archivo adjunto de correo electrónico. Un ejemplo de nombre de archivo encontrado por CPR fue 'paypal checker by saint.exe'

La víctima abre el archivo adjunto malicioso que se conecta a Telegram. Cualquier víctima infectada con este payload malicioso puede ser atacada a través del bot de Telegram, que conecta el dispositivo del usuario con el C&C del ciberdelincuente a través de la app.

El ciberdelincuente se hace con el control total del dispositivo de la víctima y puede llevar a cabo una serie de actividades maliciosas.

Por qué los ciberdelincuentes se centran en Telegram
La última investigación de CPR revela una tendencia creciente en la popularidad del malware fundamentado en Telegram relacionada con el aumento del uso de este servicio de mensajería en todo el mundo. Se han encontrado docenas de nuevos tipos de malware basados en Telegram, como amenazas en las herramientas de hacking en los repositorios de GitHub.

Los ciberdelincuentes encuentran en Telegram una plataforma integral para realizar sus ataques debido a una serie de ventajas que ofrece su funcionamiento, como, por ejemplo:

Está desbloqueado: Telegram es un servicio legítimo, fácil de usar y estable que no lo bloquean los motores antivirus de las empresas, ni las herramientas de gestión de la red.

Mantiene el anonimato: los ciberdelincuentes pueden permanecer en el anonimato, ya que el proceso de registro sólo requiere un número de móvil.

Fácil extracción de datos: las características únicas de comunicación de Telegram hacen que los ciberdelincuentes puedan extraer los datos de los ordenadores de las víctimas o transferir nuevos archivos maliciosos a las unidades infectadas de forma muy sencilla.

Desde cualquier lugar: Telegram también permite utilizar los dispositivos móviles para acceder a los ordenadores infectados desde casi cualquier lugar del mundo.

"Hemos descubierto una tendencia creciente en la que se está utilizando la plataforma de Telegram como un sistema para la distribución de malware en las empresas que recibe comandos y operaciones de forma remota, incluso si Telegram no está instalado o no se utiliza. El malware que los ciberdelincuentes emplearon en esta ocasión se encuentra en lugares de fácil acceso como Github. Creemos que están aprovechando el hecho de que Telegram se utiliza de forma amplia en los entornos corporativos, haciendo uso de este sistema para realizar ciberataques, que pueden saltarse las restricciones de seguridad", explica Idan Sharabi, director del grupo de I+D de Check Point Software Technologies.

"Pedimos tanto a empresas como a los usuarios de Telegram que presten especial atención a los correos electrónicos maliciosos y a que sean más recelosos con los emails que incluyan su nombre de usuario en el asunto, o con los que tengan un lenguaje confuso o incorrecto. Dado que esta app puede usarse para distribuir archivos maliciosos, o como un canal de comando y control para malware en remoto, esperamos que en el futuro se sigan desarrollando nuevos ciberataques que se aprovechen de esta plataforma", concluye Sharabi.

Más de