Djokovic venció a Thiem y se consagró campeón del Abierto de Australia

El serbio logró su decimoséptimo Grand Slam, el octavo en Australia, y se convirtió en el único jugador que ha ganado al menos uno de los cuatro abiertos mas importantes (Melbourne, Roland Garros, Wimbledon y Estados Unidos) en tres décadas distintas.
domingo, 2 de febrero de 2020 · 17:10

El serbio Novak Djokovic se consagró hoy campeón del Abierto de Australia al derrotar al austríaco Dominic Thiem en cinco sets y nuevamente es el número uno del ranking nundial.

En una final que estuvo a la altura de las circunstancias, Djokovic se impuso en casi cuatro horas de juego con los parciales 6-4, 4-6, 2-6, 6-3 6-4 y con esta victoria destronó a Rafael Nadal para regresar a la primera posición.

De esta manera, el serbio logró su decimoséptimo Grand Slam, el octavo en Australia, y se convirtió en el único jugador que ha ganado al menos uno de los cuatro abiertos mas importantes (Melbourne, Roland Garros, Wimbledon y Estados Unidos) en tres décadas distintas.

El encuentro arrancó con Djokovic en modo avasallador. Y casi sin darse cuenta, el serbio se situó 4-1 arriba en el primer set, con dos quiebres en su canasta.

El austríaco logró igualar 4-4 ese segmento inaugural, aunque cometió una doble falta en el décimo juego que resultó fatal para sus aspiraciones. Entonces, Djokovic se adelantó 6-4 en el tanteador.

En el segundo y tercer capítulo, Thiem tomó las riendas del encuentro, con su amplitud y variedad de golpes que generaron contrariedades en un Djokovic, que empezó a sentirse incómodo. Y además, el serbio se desenfocó con sendas discusiones que mantuvo con el árbitro de silla.

El austríaco tomó nota de esas 'licencias' del serbio y se quedó con el segundo set por 6-4. Y luego aprovechó una 'racha' de dos quiebres de saque consecutivos para situarse 3-0 arriba en el comienzo de la tercera manga. Finalmente, Thiem se adelantó en el tanteador, al ganar ese capítulo por 6-2.

Acorralado y con poco margen para el error, el serbio asumió una postura más audaz, tratando de jugar más a los flejes, moviendo a su adversario. La apuesta le resultó al balcánico, que se llevó el cuarto set, por 6-3.

En el último set, Djokovic supo administrar hasta el cierre una ventaja 3-1 que logró, quebrándole el servicio al austríaco.

No sin alguna zozobra, el serbio consiguió sobrellevar los embates de Thiem y festejó su octavo título sobre la superficie dura de Melbourne. Además, Djokovic es el único tenista que se mantiene invicto en lo que va de la temporada 2020.

Fuente: Ambito Financiero 

Valorar noticia