El grafeno permite ampliar hasta 10 veces la capacidad de los discos duros

El material también puede reducir considerablemente el desgaste de los tradicionales discos HDD.
jueves, 10 de junio de 2021 · 11:27

 

Puede que las unidades de almacenamiento de estado sólido sean las más utilizadas en los teléfonos y en la mayoría de las PC y portátiles, pero el humilde disco duro mecánico sigue teniendo un lugar importante en el mundo de la informática. Cuando se necesita mucho almacenamiento por poco dinero, son el camino a seguir. Y eso podría ser mantenerse, e incluso incrementarse, gracias a un avance de la Universidad de Cambridge.

Utilizando grafeno, han sustituido el recubrimiento de carbono (COC) de varios discos duros. El COC protege el plato, la parte de la unidad que contiene los datos, del desgaste causado por su cabezal y otros factores. Para construir discos de mayor densidad, los fabricantes han reducido el espacio entre los dos componentes. Desde la década del 90, la capa de COC de la mayoría de los discos duros se ha reducido a 3 nm, lo que ha llevado a una densidad de almacenamiento actual de aproximadamente 1 TB por pulgada cuadrada.

El equipo de investigación superó ese límite aprovechando la resistencia al calor del grafeno. Este aspecto del material permitió al equipo aprovechar una tecnología emergente independiente llamada Grabación Magnética Asistida por Calor (HAMR). Esta tecnología permite que un plato contenga aún más datos cuando se calienta. Eso es algo que no se puede hacer con un COC tradicional.

Juntas, estas tecnologías pueden dar lugar a discos duros con una densidad de almacenamiento de entre cuatro y 10 terabytes por pulgada cuadrada. Pero, además de permitir unidades con una capacidad significativamente mayor, los discos duros de grafeno prometen ser también más resistentes. Los investigadores descubrieron que una sola capa del material reduce la corrosión 2,5 veces. También disminuye la fricción y el desgaste, mejor que otras soluciones actuales de última generación. Cuando se trata de discos duros, la fiabilidad es tan importante como la capacidad de almacenamiento y lo que probablemente haga que operadores de la nube como Google se interesen por esta tecnología.

Pero está la trampa que acompaña a todos los avances relacionados con el grafeno desde el descubrimiento del material en 2004. Podría permitirnos hacer muchas cosas, como filtrar el agua de forma más eficiente y eliminar selectivamente las células cancerosas, pero hasta ahora la mayoría de esas aplicaciones aún no han salido del laboratorio para llegar al mundo real.