“En Santa Cruz sufrimos la inoperancia del gobierno"

 

Así lo sostuvo, Omar Zeidán, vicepresidente primero de la UCR remarcó que este gobierno convirtió una provincia rica en una provincia miserable que necesita mendigar para pagar sus cuentas.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

 

El vicepresidente primero de la UCR Santa Cruz, Omar Zeidán se mostró muy preocupado por la crisis permanente en la que se encuentra inmersa la provincia y responsabilizo de manera directa al gobierno por los enormes problemas de administración.

Zeidán recordó que en los últimos meses tuvimos crisis de seguridad, de salud, de educación, problemas para pagar los sueldos de los empleados públicos, desdoblamiento del aguinaldo y un intento de reforma del sistema previsional para aumentar la edad jubilatoria y suspender beneficios de la población.

“En Santa Cruz no tuvimos un tsunami ni un terremoto. Sufrimos la inoperancia del gobierno que sólo está preocupado en acumular poder y recursos para su propio beneficio; que no está pensando en la gente ni en el futuro de la provincia sino en sus ambiciones personales.”

El radical remarco que así es imposible que alcance la plata y se pueda mejorar la calidad de vida de los vecinos: “Cuando una administración no piensa en la gente y sólo piensa en hacerse rico a costa del Estado, no hay plata que alcance. Tenemos un presupuesto de 10 mil millones que debería sobrar para que todos puedan tener oportunidades, trabajo, salud, seguridad y eduacación; sin embargo en la provincia no hay luz, no hay agua potable, los hospitales no funcionan, las escuelas colapsan porque no hay mantenimiento, en las oficinas del estado no se puede comprar papel para realizar los trámites y los empleados públicos no saben si van a cobrar a fin de mes. La gente se pregunta dónde está la plata del petróleo, de oro, del turismo; esta provincia debería ser un paraíso, con crecimiento y oportunidades para todos, pero parece que vivimos en el mundo del revés.”

Publicidad para los amigos

Zeidán remarcó además que con los fondos que malgasta el gobierno en publicidad para los amigos, el jardinero oficial que cuesta un millón y medio de pesos, las licitaciones truchas y los vinos del gobernador podríamos darles trabajo a los chicos, mejorar las escuelas para que haya clases y comprar insumos para los hospitales.

El dirigente radical sostuvo que hoy los vecinos de toda la provincia siguen padeciendo los mismos problemas que tenían hace cuatro años, como los problemas de mantenimiento en las escuelas, las falencias en el sistema de salud, la falta de energía y de agua potable, la falta de trabajo y oportunidades para crecer y la falta de seguridad.

“Esto demuestra que no es un problema de una administración, sino que tiene que ver con el modelo de gobierno que se está aplicando en Santa Cruz; que busca una concentración total del poder evitando cualquier tipo de control para permitir un manejo totalmente discrecional de los fondos públicos. Llevamos veinte años esperando. Veinte años de promesas y reconversiones económicas que nunca se asoman. Ahora después de 20 años del modelo en Santa Cruz nos encontramos con que sólo unos pocos viven muy bien -los amigos del gobierno- , y el resto estamos todos inmersos en una gran incertidumbre.”

También destacó que llevamos más de ocho años con el famoso esquema Nación-Provincia-Municipios pero los jóvenes no tienen trabajo y no hay salud porque los hospitales no tienen médicos ni medicamentos, no tenemos seguridad, ni agua ni opciones, y la esperanza cada vez esta más dañada.

Para Zeidán la provincia merece y puede estar mejor: “Tenemos recursos naturales, turismo y mucha gente con ganas de cambiar las cosas. Por eso vamos a salir adelante, pese a los malos gobiernos que no piensan en la gente. Tenemos que construir entre todos un nuevo modelo, más justo, más esperanzador y que respete a los vecinos. En eso estamos trabajando, junto a Eduardo Costa, con propuestas, trabajo y esfuerzo, recorriendo la provincia porque queremos cambiar el destino de Santa Cruz. Tenemos que soñar un mejor futuro entre todos y trabajar para construirlo.”